¿Perdiste tu empleo por la pandemia? ¡Esto te puede servir!

La COVID-19 está teniendo efectos devastadores en la economía, específicamente en el empleo. Debido al confinamiento que la mayoría de los países se han visto obligados a imponer, se han paralizado sectores que generaban muchos empleos como hotelería y turismo, restaurantes y bares, comercio y tiendas, eventos deportivos y artísticos masivos, y más. En abril de 2020, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que se han perdido 195 millones de empleos a nivel global en apenas tres meses. Es algo crítico, particularmente para América Latina, una de las regiones más afectadas.

Si te quedaste sin trabajo en medio de esta crisis, quiero que leas esto con atención. Comprendo el temor que puedes estar sintiendo ante el hecho de haber perdido tu sustento; es normal experimentar estas emociones ante tanta incertidumbre. Pero si piensas creativamente y das los pasos correctos, te aseguro que puedes lograr metas que en otras circunstancias ni siquiera te hubieses planteado. Aquí tienes cuatro ideas que pueden ayudarte a convertir este obstáculo en una oportunidad para vivir mejor y más feliz.

Busca los subsidios y ayudas a los que tienes derecho: lo primero es resolver la urgencia del ingreso. La mayoría de los países están ofreciendo compensaciones por desempleo, ayudas para alimentos, vivienda, servicios públicos, transporte, etc. Averigua en la seguridad social de tu país si tienes derecho a recibir un ingreso por desempleo y qué otros subsidios están ofreciendo por la pandemia. Esto te permitirá vivir unos meses mientras preparas un plan y lo pones en marcha.

Utiliza tus contactos y redes sociales: el networking es una de las formas más antiguas, pero más efectivas, de conseguir empleo. Informa a todas las personas que conoces (familiares, amigos, excompañeros, exjefes) que estás buscando activamente un trabajo. En la era de las redes sociales, he visto a mucha gente ofreciendo sus servicios profesionales en Twitter, Facebook, Instagram y LinkedIn, lo que multiplica sus posibilidades de recibir una oferta. Así que actualiza tu hoja de vida y comienza a llamar a todos tus contactos.

Crea tu propio emprendimiento: tal vez es algo que siempre has querido hacer y no te has atrevido. Ahora la vida te dio el empujoncito que requerías para fundar tu propio negocio. Así como hay sectores que están paralizados, hay otros que están produciendo más dinero que nunca, como los servicios de comida preparada, entregas a domicilio, fabricación de cubrebocas originales, ventas en línea. ¿Qué necesita tu comunidad en este momento? ¿Cómo puedes facilitarle la vida a otro? Es cuestión de encontrar esa necesidad y llenarla con un buen producto o servicio y se venderá solo.

Explora la posibilidad de trabajar como freelancer: si tienes una habilidad o talento especial que puede serle útil a alguien más, inscríbete en plataformas como Upwork, Freelancer, Workana, PeoplePerHour, Fiverr, entre otras, para conectarte con posibles clientes y proyectos. Esta opción tiene una ventaja adicional ya que la mayoría de las veces puedes hacer el trabajo desde casa y en tu tiempo libre.

Pon en práctica estas ideas y te aseguro que te estabilizarás financieramente más rápido de lo que crees. En mis redes sociales @lauraposadalifecoach encontrarás más motivación para afrontar los efectos de la pandemia.