Impresiones del retiro – Laura Posada

BLOG

Impresiones del retiro

Como ustedes saben, la semana pasada se llevó a cabo el Retiro #Los40sonlosnuevos20 en la Riviera Maya, México. Nos encontramos 20 mujeres guerreras, independientes, poderosas y hermosas de muchos países de Latinoamérica y Estados Unidos para vivir juntas un espectacular proceso de crecimiento, renovación, transformación y sueños cumplidos, incluido uno de los míos. Siempre había soñado con hacer un retiro de esta magnitud, y gracias a ustedes chicas lo logré y por eso me siento profundamente agradecida. ¡Las quiero!

Tuvimos muchas actividades y conferencias con excelentes oradores invitados a quienes también quiero agradecer desde el fondo de mi corazón por habernos acompañado. En la conferencia #Los40sonlosnuevos20 aprendimos que, aunque a partir de los cuarentas empiezan a ocurrir cambios biológicos en nuestro cuerpo, hay cosas que podemos hacer para ralentizar el curso natural de la vida, mantener nuestro bienestar y sentirnos felices y plenas en esta etapa; aprendimos también que todavía podemos plantearnos y conseguir nuevas metas y que la vida apenas está comenzando. El fabuloso estilista César Rosario nos dio muy buenos consejos de maquillaje y peinado para vernos y sentirnos regias y divinas a cualquier edad. Ingrid Macher, una gran experta en el tema de la nutrición, nos obsequió toda su experiencia en remedios naturales y jugos verdes con alimentos muy sencillos que tenemos en la cocina, para tratar y prevenir diversas condiciones y para mantener la salud en general. María Jacobo, una excelente profesional de la imagen, nos habló de la importancia de conocer la forma de nuestro cuerpo, qué colores, estilos, vestidos nos quedan y nos hacen sentir bien, más allá de las tendencias de la moda, y algo muy importante, la relevancia del lenguaje corporal. Y la genial María Marín vino a decirnos cómo podemos empezar a dar los pasos necesarios para alcanzar esas cosas que tanto deseamos y a superar los límites mentales que a veces nosotras mismas nos imponemos.

Para mí lo más hermoso fue la hermandad y la solidaridad que surgió dentro de todo el grupo. Nos apoyamos mutuamente, reímos y lloramos, hicimos ejercicios, disfrutamos, bailamos y cantamos juntas. Sé que ahora nos une un lazo muy fuerte y que hemos formado un sistema de apoyo que perdurará por mucho tiempo. Esto es apenas el comienzo; de aquí en adelante vienen muchos más retiros, pero nunca olvidaré estos maravillosos tres días que pasé en su compañía, aprendiendo y compartiendo tantas cosas con ustedes. ¡Mil gracias!