Cómo mantenerse joven a pesar de los altibajos de la vida

Sabemos que mantener la juventud para siempre no es posible, pero seguramente conocerás personas que parecen no envejecer nunca. Tengan la edad que tengan, siempre se ven radiantes y vivaces, como si tuvieran el secreto de la eterna juventud. Y no es que no tengan problemas, seguramente los tienen, como todos. La diferencia es que han descubierto el arte de mantenerse jóvenes a pesar de cualquier situación puedan enfrentar. ¿Quieres ser una de ellas? Atenta porque hoy voy a compartir unos pequeños consejos que te ayudarán a lograrlo.

El pensamiento positivo: es fundamental creer en ti misma y mantener una actitud optimista. No es fácil porque muchas veces los problemas son tan graves que superan nuestra capacidad de adaptación; algo que me ayuda mucho es creer firmemente que todo va a pasar en algún momento y que eso que estoy enfrentando hoy, en el futuro lo veré como una lección o una oportunidad de sacar algo positivo.

El control del estrés: este es el enemigo número uno de la juventud duradera. Algunas formas de desestresarte después de un día (o una semana, o un mes) difícil son escuchar música, bailar, cocinar, trabajar en el jardín, practicar un pasatiempo, ver una serie o película. Tener relaciones sexuales satisfactorias también ayuda muchísimo en este sentido.

La actividad: los “jóvenes a cualquier edad” no se detienen nunca. Se mantienen activos física, mental, emocional y espiritualmente. Siempre tienen una meta que cumplir, un llamado, una vocación. Yo promuevo el ejercicio físico como una de las mejores herramientas para aumentar el bienestar, así que te invito a mover el cuerpo. No tienes que ser una atleta, pero sí muy persistente y constante. Mantenerte activa mentalmente significa desafiarte a ti misma, apreciando la oportunidad de aprender algo nuevo todos los días. Mantener fuertes conexiones sociales y buenas relaciones personales es esencial para la salud y el bienestar emocional.

La alimentación y la hidratación: nada más cierto que aquello de “eres lo que comes”. Una cantidad adecuada de agua y una dieta rica en alimentos antioxidantes (como brócoli, té verde, tomate, chocolate negro, ajo) y antiinflamatorios (como la cúrcuma, jengibre, aceite de oliva, aguacate, verduras de hojas verdes, pescados grasos) son necesarias no solo para atenuar las arrugas en la piel, sino para que tus órganos internos puedan funcionar de forma óptima, manteniendo así la salud y la energía.

El sueño: lo ideal es tener una buena higiene del sueño que consiste en evitar comidas pesadas tarde en la noche, tomar una infusión, apagar todas las pantallas y luces dos horas antes de dormir, hacer un ritual de relajación antes de ir a la cama, y así poder tener de 7 a 8 horas diarias de un sueño de calidad.

Espero que con estos pasos tú también puedas hallar la fuente de la juventud. Búscame en mis redes sociales @lauraposadalifecoach donde encontrarás más inspiración y motivación.